Saltar al contenido
La Presentación de tu Vida

Cómo Presentarse en una Exposición

Así que ya tienes tu charla estructurada, sabes lo que quieres contar, le has dado una buena forma… y ahora que empiezas a realizar los primeros ensayos aparece la gran duda: “¿Cómo me voy a presentar a mí mismo en la exposición? Porque la audiencia tendrá que saber que yo soy yo, ¿no? Y sobre todo, ¿cuándo les digo quién soy?”

Como en prácticamente todo lo que engloba una charla, no hay una regla definida que te obligue a presentarte en un momento concreto de tu exposición. Por ello, en este artículo vamos a ver varias formas de presentarse en una exposición, diferentes puntos a lo largo de una charla en la que tendría cabida una frase de presentación del ponente (es decir, tú) y en especial, entender qué transmites dependiendo del momento que elijas.

1. Al Principio – Cómo Presentarse en Público

como presentarse ejemplosTal cual. Que las primeras palabras que escuche tu audiencia sean “Hola, soy X, me dedico a Y y hoy vengo a hablaros de Z”. Seguro que has visto mil presentaciones que han seguido ese formato. De hecho, es probablemente la primera opción que te había venido a la cabeza al pensar en cómo presentarte en una conferencia. ¿Es efectivo? Claro, el público sabrá quién eres desde el comienzo. ¿Es la mejor elección? Probablemente no.

La primera y última frase que salgan de tu boca son los dos momentos más importantes de tu presentación, son la mejor oportunidad para conseguir que tu audiencia te recuerde y que tu mensaje cale en ellos. Así que malgastar ese primer momento que tiene el potencial de ser épico con un “Hola, soy X…” puede que no sea el movimiento más inteligente.

2. Después del GRAN Comienzo – Ejemplos de Cómo Presentarse

Ya hemos definido que mejor gastar tus primeras palabras en algo importante que realmente capte toda la atención del público. Después de realizar esa introducción tan espectacular puede ser un buen momento para lanzar tu frase de presentación.

Es similar a lo que hacemos en nuestros vídeos de Youtube, que por cierto, si no los has visto, te animo a que nos visites. En este formato, primero comenzamos con una introducción que pueda ser entretenida para después dar paso a una frase de presentación. Si vas a optar por este estilo, has de tener en cuenta que el hecho de que te presentes se debe sentir como algo orgánico, no como un pegote que has tenido que añadir. Y sobre todo, no debe afectar al ritmo de la exposición.

Acabas de conseguir acaparar la atención de tu audiencia con alguna genialidad que se te ha ocurrido para la introducción, así que no es cuestión de mandarlo ahora todo al traste por querer remarcarle tu nombre al público. Si no crees que está fluyendo, definitivamente no es tu método a elegir a la hora de presentarte en tu charla.

3. Al Final – Cómo Presentarse Uno Mismo

como presentarse en una presentacion power point“Frase épica de conclusión…pequeño silencio…muchas gracias, soy X”. ¿Problema que tiene esta opción? Similar al primer punto que hemos visto. En la última frase has creado magia con tu conclusión, un momento de genialidad que necesita de unos segundos de silencio para que termine de calar hondo en tus oyentes.

Y de repente…PLAF…una frase que rompe esa magia por ser quizá demasiado típica o mundana. Es como estar en el cine viendo una película, que estés totalmente inmerso en la historia y te den la luz antes de tiempo, sin darte espacio para reposar y saborear esa última escena.

4. Cómo Presentarse de Manera Creativa: No te Presentes

No hace falta que te presentes, lo digo en serio, no siempre es necesario. La mayoría de las veces hay una especia de maestro de ceremonias que presenta al ponente que viene a continuación, el título de la charla y a veces incluso un breve resumen de quién eres o a qué te has dedicado. Así que realmente en casos así que luego vayas tú y te presentes otra vez puede incluso ser repetitivo.

como presentar a un ponente¿Y si no hay maestro de ceremonias o no estás seguro de que lo haya? En ese caso y si estás convencido de que te gusta el formato de no presentarte, entonces puedes optar por escribirlo. Si estás usando ayudas visuales como el Power Point es especialmente sencillo.

Incluye tu nombre (incluso tu ocupación si quieres) en la primera o última diapositiva que vas a utilizar o a modo de marca de agua en alguna esquina en todas las diapositivas. Eso sí, que se vea, pero que sea algo discreto. Incluso puedes añadir tu email o número de contacto por si a alguien le fascina tanto tu tema que quiera contactarte después de la charla.

Es una información que puedes dejar al final en pantalla, cuando ya no es necesario el uso de diapositivas y va a dar comienzo la ronda de preguntas, por ejemplo.

Como ves domador, existen diferentes métodos con los que puedes presentarte a tu audiencia. Más incluso de los que hemos visto aquí. Y todos son correctos, cada uno con sus cosas buenas y malas. Sólo tienes que escoger el que te haga sentir más cómodo y con el que consigas que la exposición sea más fluida.