Mejorar tus Presentaciones – Tu Mejor Amigo

¿Por qué Necesitas un Buen Amigo para Mejorar tus Presentaciones?

A veces, cuando tú eres el protagonista de un evento, es posible que estés tan inmerso en el proceso que no seas capaz de tener una opinión fiable o imparcial de lo que has hecho o dicho. Y obviamente, si no estás seguro de cuáles han sido tus palabras y gestos, difícilmente podrás elaborar un plan de acción para mejorar en tu siguiente presentación.

Pues bien, justo ahí es donde entra un buen familiar, amigo o compañero. Y cuando digo bueno, realmente quiero decir curdo, cruel y sincero, alguien en quien confíes y que sepas que tiene un gran criterio.

Esta persona te puede resultar muy útil en dos momentos clave de una exposición: en los ensayos y en la post-presentación como te explicaré a continuación.

Mejorar tus Ensayos de Presentación

Es positivo ensayar delante de alguien, aunque sólo sea una persona, porque te pone en situación, te obliga a hablar en voz alta, a formular el discurso completo, utilizar gestos, en definitiva, te obliga a hacer todo lo que tendrás que hacer el día de tu charla. Pero pide a esa persona que no sea un mero espectador.

Más allá de un Mero Espectador

Haz que lleve un cronómetro (el móvil vale) y un cuaderno a tus ensayos y que controle el tiempo que tardas en cada toma, que apunte lo que no se entiende de tu discurso (si tienes que parar a explicarle algo con otras palabras, es que no se estaba entendiendo lo que decías), frases o palabras que estés usando mal, las sensaciones que le transmites con tu voz y tus gestos, etc.

Así después de cada ensayo que hagas con esa persona podéis repasar sus impresiones y ver cuánto has mejorado de uno a otro. La idea es que no sólo te diga lo que haces bien porque de eso casi no vas a aprender nada, si no que tengáis la suficiente confianza para que te diga lo malo o incluso llegado el caso, si tu charla le ha aburrido estrepitosamente.

Piensa que siempre es mejor que alguien te lo diga en los ensayos en vez de que te plantes el día de la presentación o secciones que no se entienden o con un planteamiento tan aburrido que hará que pierdas a tu audiencia en tres minutos. Por supuesto siempre puede hacerte sugerencias que tú no creas convenientes para tu presentación y las rechaces, pero asegúrate que cuando eso ocurra no las estés rechazando por orgullo.

la importancia de contar con una buen equipo en una disertación o exposición oral

La Importancia de la Post-Presentación

No hay nada más limitante para tu “desarrollo presentacional” que todo el mundo te diga lo bien que lo has hecho y no recibas ni una sola crítica. Generalmente si hay gente que conoces en el público, nadie se va a acercar después a decirte “lo has hecho mal” si no que muchas veces te felicitarán por compromiso y nadie te aportará algo para que mejores.

También puede ocurrir que efectivamente lo hayas hecho bastante bien, te feliciten por ello, pero que tú tengas la espina clavada pensando que lo podrías haber hecho mejor, simplemente porque te conoces y porque tus exigencias sobre ti mismo a la hora de hacer una presentación, son mayores que las del resto. Y ahí entra tu amigo…

No se trata de que sea destructivo ni de que sólo te diga lo malo. Pero es bueno que te haga un repaso de lo que ha funcionado y lo que no sobre el escenario. Déjale claro que es algo positivo para ti esa crítica que te va a hacer y que por lo tanto no se deje nada en el tintero.

Evidentemente puede ocurrir que alguna vez la charla te haya salido fatal y que tú tengas una sensación nefasta, así que podéis pactar que únicamente te diga las cosas cuando tú estés mentalmente preparado, es decir, si crees que te ha salido fatal, reuniros justo después de la charla puede que no sea la mejor idea, ya que puede que te haga sentirte aún peor.

 

Así que domador, es muy positivo que intentes encontrar a esa persona con la que compartir tus ensayos y que consigáis encontrar la dinámica que mejor os funcione a los dos para que puedas aprender cada vez más y mejor de tus presentaciones.

Si te ha gustado este artículo, quizá también te interese…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.